lunes, 5 de marzo de 2007

Dame la pasta y quédate la vida eterna

Todos conocemos la generosidad de Dios... ¿no? Pues bien, si no la conoces es que no eres un privilegiado. Tu fe hace aguas. No lees la biblia cada noche. No te confiesas ante el cura, que es el representante de Dios en la tierra. No vas a misa los domingos. No ayudas a las ancianas a cogerles el bote de tomate en el Caprabo. No perdonas la vida al asqueroso bicho que se ha colado en tu habitación. Blasfemas y, con toda probabilidad, mantienes relaciones sexuales impuras con los demás o contigo mismo. Porque sino, no se explica que Dios todavía no te haya mandando un cheque en su nombre por valor de 50.000 dólares.

Un joven estadounidense de 21 años (que sea 'yankee' explica muchas cosas) ha sido detenido por intentar cobrar un cheque de 50.000 dólares firmado por varios de los nombres que se utilizan para referirse a Dios. Kevin Russell, el 'afortunado', se enfrenta ahora a una pena de siete años de prisión. Russell intentó reirse del Chase Bank, donde presentó el cheque firmado a nombre de (cito textualmente): "Rey Salvador, Rey de Reyes, Dios de Dios, Siervo". Todavía no entiendo por qué no lo pudo cobrar, si queda muy claro que paga Dios.

Russell estaba tan convencido de su documento que, cuando llegó la policía al banco, se resistió e incluso amenazó a los agentes en su traslado a comisaría. Russell ha sido acusado de intento de fraude, intimidación y resistencia a la autoridad. La policía ha descubierto que el excéntrico estafador tenía en casa más cheques por valor de hasta 100.000 dólares. Cuando se le cuestionó por la veracidad de estos documentos, Russell contestó que se los había dado "su padre". ¿Será el hijo de Dios? Conocíamos la capacidad de Dios para entregar la vida eterna, pero ahora tendremos que decidirnos entre ese regalo o el de un cheque al portador. Me pido la pasta.

1 comentario:

Pedro dijo...

Pecadore! no sus riai y preocuparos por la salvacion de vuestra alma inmortal