martes, 27 de febrero de 2007

Relato de una mente en apuros

Existen días en la vida de la gente que nos da por escribir. En la mayoría de ocasiones, nos examinamos a nosotros mismos, nos cuestionamos aspectos de nuestra vida o reflexionamos sobre lo que nos pasará el día de mañana. Algunas veces, incluso nos aficionamos a recoger nuestras vivencias y creamos un diario que, como mucho, suele tener tres páginas completas… Sin embargo, existen mínimas ocasiones en las que empezamos a escribir desde la emoción, intentando exponer un estado de ánimo, una sonrisa, un abrazo o un rechazo a partir de un absurdo relato. Pues bien, este es el resultado de una de esas etapas de la vida donde las emociones te controlan, llaman a tu puerta y se quedan, para siempre. Espero que os guste… ahí va el primer fragmento:


Hasta siempre, silencio (I)

Todos me juzgan. Nadie me conoce. Dudo conocerme yo mismo. No estoy enfermo. Para mí, lo están ellos. Aunque las estadísticas no me acompañan demasiado. Cada persona monta un mundo en su cabeza. El mío es diferente al de todos ellos. Pienso. Sigo pensando y nunca me canso. Mi mundo está lleno de fantasías, mi realidad no existe, se encuentra distraída en algún lugar de mi cerebro. No conozco el tono de mi voz. Jamás me ha oído nadie. Todavía no he cumplido los quince años, pero la vida me ha enseñado demasiado.

En mi día a día no hay normas, pero no soy un político. Mi vida no tiene demasiado sentido, pero no soy religioso. Siempre estoy en otro mundo, pero no consumo cocaína. Quizás debería, pero soy joven para comprarla y en el pueblo donde me ha tocado vivir la que llega es de escasa calidad. Llevo varios años sin pisar el colegio, entré con cinco años y salí con cinco y cuatro días. No aguanté más en un lugar de ese estilo. Aún recuerdo a salvajes corriendo detrás de un balón o dibujando un estúpido paisaje donde el sol sale por una esquina de la hoja. Desde una esquina, qué complicado encontrarle una esquina a este mundo. Si todavía no he sido capaz de encontrar un buen momento para decir mi primera palabra. Salí a los cuatro días de aquel lugar por recomendación de expertos. Llevo toda la vida visitando a expertos. Expertos en autismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha gustado tu fragmento, espero que continues la historia

Mara dijo...

Es mi primera visitaa la página y me ha gustado, ene special me quedo con este rinconcito, ya que me gusta mucho leer y escribir.Suete con el proyecto y ciontad con mi visita, no em prederé el segundo capitulo
uN beso

Frikiquimi dijo...

Me ha gustado, a ver como continua la historia :)

tlolavarria@fibertel.com.ar dijo...

El autismo es una de las discapacidades mentales más misteriosas....hay autistas que son verdaderos genios pero no se valen por si mismos....¿viste la pelicula RAI MAN(no sé si está bién escrito) de Dustin Hofman, eso es un autista-genio.....y hay autistas severos que solo miran a la pared o al suelo con ese movimiento caracteristico de los animales enjaulados y es imposible sacarlos de ahí....seguiré leyendote desde Argentina..........un abrazo...Tere Marin